TrendsBlockchain
Estás aquí:

Todo el mundo habla de la cadena de bloques, popularmente conocida como blockchain. Y es que, aunque sus posibles aplicaciones son prácticamente infinitas, el aumento en el uso de las monedas virtuales (criptomonedas), ha popularizado su uso.

¿Qué es Blockchain?

Podríamos definir Blockchain como un un registro consensuado, distribuido y seguro para almacenar transacciones.

Marc Andreessen, creador de Netscape y socio de uno de los fondos de Capital Riesgo más importantes de Silicon Valley define la cadena de bloques de la siguiente manera:

“Una cadena de bloques es esencialmente sólo un registro, un libro mayor de acontecimientos digitales que está “distribuido” o es compartido entre muchas partes diferentes.

Solo puede ser actualizado a partir del consenso de la mayoría de participantes del sistema y, una vez introducida, la información nunca puede ser borrada.

La cadena de bloques de Bitcoin contiene un registro certero y verificable de todas las transacciones que se han hecho en su historia”.

Su nombre viene dado porque realmente consiste en una cadena de bloques de información, en la que cuando se agrega otro bloque, este se vincula con anterior, y así de manera sucesiva. A medida que se van creando nuevos registros, estos son en primer lugar verificados y validados por los nodos de la red para luego ser añadidos a un nuevo bloque que se enlaza a la cadena.

En este sentido, cada bloque contiene su dato y metadato, que funcionan información adicional sobre el bloque para poder realizar el encadenamiento.

¿Cuál es su principal ventaja? Mientras que hoy en día en Internet prácticamente todos los servicios pueden ser hackeados, manipulados o comprometidos, mediante la tecnología blockchain es casi imposible que un hacker pueda introducir ilegítimamente una transacción fraudulenta, puesto que si se detecta que la cadena no tiene coherencia, esta será directamente descartada.

Principales aplicaciones de la tecnología Blockchain

Blockchain aplicacionesComo ya te adelantábamos unas líneas más arriba, la tecnología blockchain, además de aplicaciones financieras, tiene otras muchas utilidades. Algunos buenos ejemplos de mejora de procesos en los que intervienen la tecnología blockchain podrían ser los registros de documentos de forma descentralizada, como historiales médicos, registros de propiedad, o control de aduanas.

También el almacenamiento en la nube es un buen ejemplo (como Dropbox o Google Drive), donde la tecnología Blockchain permite que los datos o archivos queden guardados por múltiples miembros de la red.

Su aplicación en sistemas de voto electrónico (donde se podría poner fin a la falsificación o a ataques de hackers) también es destacable. De esta manera, el Blockchain puede garantizar que una persona no vote más de una vez en una misma elección mientras garantiza la privacidad de su voto al mismo tiempo.

También en la industria de la música hay hueco para el blockchain. En este aspecto se intentaría conseguir una mejor identificación de los autores y una distribución más rápida de las composiciones, así como una mejora en la protección de los derechos de autor.

El proyecto “Confía” de Endesa permitirá agilizar al máximo la tramitación de los casos de pobreza energética gracias a la tecnología Blockchain

El mes pasado Endesa ponía fin en Málaga a la fase de desarrollo del proyecto “Confía”, proyecto pionero en Europa en la aplicación de tecnología blockchain en las ciudades. En este caso para agilizar la tramitación de los casos de pobreza energética.

Este proyecto tiene como objetivo que los servicios sociales municipales (en Málaga se desarrollará la experiencia piloto) puedan detectar antes a los consumidores que puedan acceder al Bono Social como consumidores vulnerables y conocer de forma sencilla la deuda pendiente de pago para que puedan beneficiarse de las ayudas establecidas por ley.

Hasta el momento, en el caso de que se produjera un impago, el procedimiento establecía numerosas tramitaciones, por lo que se podía ralentizar la tramitación de ayudas.

Gracias al uso de la tecnología blockchain se facilitarán los trámites, permitiendo el flujo inmediato de información. De esta manera, el Ayuntamiento de Málaga podrá tener la información en tiempo real, recibiendo al momento los datos de las personas que han incurrido en un impago del suministro eléctrico.

A su vez, los servicios sociales podrán cruzar de forma instantánea esta información con su propia base de datos y, en el caso de que el usuario cumpla con los requisitos para beneficiarse del bono social, contactar con la compañía para evitar un corte del suministro.

Las primeras pruebas “han sido todo un éxito” y está previsto que el piloto del sistema con el Ayuntamiento de Málaga esté operativo en los próximos meses. Tras asegurar su funcionalidad, también se extenderá a otros ayuntamientos del resto de España.

Compartir este Artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario