Trendstendencias sig
Estás aquí:

El futuro de los SIG

Echando la vista unos años hacia atrás, observamos como muchas empresas no sabían qué eran los SIG (Sistema de Información Geográfica), y ni mucho menos lo aplicaban en su proceso de toma de decisiones. Sin embargo, hoy en día han revolucionado la mayoría de las industrias, y lo seguirán haciendo, pues muchas organizaciones ya están desarrollando aplicaciones SIG diseñadas para recopilar, analizar y visualizar datos que son relevantes para su negocio. Por ejemplo, con el coronavirus hubo un gran número de aplicaciones y paneles de control que fueron creados para rastrear su propagación. En este sentido, los datos en tiempo real, los marcos web y la informática SIG hicieron posible rastrear el COVID-19.

Aunque el futuro de los SIG depende en gran medida de cómo lo apliquen los diferentes profesionales en su área, hay otro aspecto muy importante que debemos tener en cuenta: cuanto más se combinan los SIG con tecnologías emergentes (inteligencia artificial, aprendizaje automático, realidad aumentada, IoT y recopilación y análisis de datos en tiempo real…), más útil se vuelven para resolver problemas del mundo real.

En definitiva, para comprender el futuro de los SIG, tenemos que evaluar las tendencias actuales y cómo estas están ampliando ya los marcos de dónde se puede aplicar la tecnología geoespacial.

Recopilación y análisis de datos

La disponibilidad de datos geoespaciales y datos relacionados está creciendo extremadamente rápido. La aparición de la recopilación de datos en tiempo real ha supuesto una gran ayuda para múltiples industrias a la hora de tomar decisiones basadas en datos. Por ejemplo, existe una aplicación capaz de recopilar datos de lluvia, vegetación y del suelo en tiempo real. Luego, se envían los datos a la sede para que puedan ser analizados y finalmente se crean mapas que optimizan el plan de acción.

Además de la recopilación de datos en tiempo real, tecnologías como el IoT, los teléfonos, automóviles y demás dispositivos electrónicos también ponen a disposición una gran cantidad de datos geográficos.

realidad virtual construccion

Realidad aumentada e Internet de las cosas

A medida que la realidad aumentada se vuelva más frecuente en las aplicaciones de teléfonos, tabletas y computadoras, más desarrolladores comenzarán a integrar los servicios y el contenido de GIS para cumplir con propósitos muy reales y prácticos.

Sus aplicaciones pueden ser múltiples, desde la monitorización visual de un edificio en diferentes aspectos hasta el desarrollo de diferentes modelos tridimensionales al detalle de las distintas redes de distribución de una ciudad ( como agua, gas, electricidad o telecomunicaciones).

Además, los SIG también son bastante aplicables desde el punto de vista didáctico y académico.

Por otro lado, la combinación entre los SIG y el IoT se puede usar para encontrar relaciones entre una amplia gama de objetos o individuos y rastrearlos entre sí para usar los datos para mejorar la eficiencia de múltiples actividades.

Por ejemplo, los vehículos autónomos pueden llegar a enviar datos en vivo a los centros de control relevantes para ayudar a mejorar la seguridad vial y el control del tráfico urbano. Así, los conductores podrán estar al tanto de las áreas de especial precaución, el tráfico previsto o las condiciones de la carretera antes de encontrarlas.

Finalmente, a modo de conclusión, somos conscientes de que enumerar todas las combinaciones posibles de los SIG con las diferentes tecnologías puede parecer cosa de ciencia ficción. Sin embargo, muchas de estas cosas ya son una realidad, incluso en hogares de todo el mundo, y cada vez son más importantes para la toma de decisiones en tiempo real.

Compartir este Artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario